domingo, 27 de mayo de 2018

Dante Torra y la doctora Casselli

No está solo es un novela reciente, del pasado año, ambientada en Italia, en la ciudad de Roma y los alrededores, protagonizada por dos investigadores sui generis, que narra los casos de secuestros y desapariciones de menores de edad que se han venido sucediendo en Roma desde unos años atrás, sin que haya habido ninguna solución. Precisamente, uno de estos secuestrados, el llamado niño del silo, pues allí los encerraba el maligno personaje, logra escapar y años después, ya adulto, se va a encargar de solucionar estas misteriosas desapariciones ocurridas años atrás.
La novela empieza con un asesinato y un secuestro. El personaje maligno deja como marca unos zapatos, el tema del pie, más propiamente, los zapatos, como marca y señal de identidad de secuestros y raptos de niños que está investigando la policía, en concreto una policía con estrés postraumático a causa de un atentado con bomba sufrido meses atrás, y de la que tiene muy vivas las secuelas; de otro, un personaje singular, nuevo personaje para incluir en la galería de protagonistas peculiares y estrambóticos de las novelas negras. Se le conoce al principio como el niño del silo, a causa de un secuestro que sufrió de niño y que se prolongó durante varios años hasta que pudo escapar en un momento de descuido de su omnipresente secuestrador. A este lo nombra como el Padre, nunca pudo verle la cara porque siempre que iba a dar con él, usaba un pasamontañas. Solo en una ocasión, a través de una grieta de su lugar de secuestro, un silo precisamente, de ahí su sobrenombre, una vez solo pudo atisbar algo de su rostro, pero apenas lo suficiente como para poderlo identificar.
Este peculiar protagonista que se ha sacado de la manga el autor, llamado Dante Torre, podríamos considerar ,como en los cuentos y los mitos, como que tiene un nacimiento, más bien un renacimiento social, extraordinario. Es algo que lo marca como señal, que además le proporciona unos poderes especiales que la gente normal no posee, pues durante esos años de secuestro y cautiverio, ha desarrollado otras habilidades cognitivas distintas de la gente normal, motivo por el cual se gana la vida colaborando con la policía en casos de difícil resolución, como en éste que se cuenta en la novela.
Aunque , de hecho, la trama es más enredada y lo que es a simple vista, luego oculta una verdad secreta. De este modo avanza la novela, con esta técnica de mostrarnos apariencias que al poco se van desvelando como engañosas y ocultadoras de una otra verdad aun más profunda, como es el caso de llegar hasta la figura del enigmático Padre, quien aparentado no estar, es el responsable último de todo cuanto va sucediendo a los protagonistas, por más inconexo que parezca.

El deus ex machina: a partir de cierto momento en la lectura de la novela, debe ser que ya empieza uno a darse cuenta de los sobresaltos a los que nos tiene sometidos el autor, esto es, cuando parece que se acerca a una solución, sale otro elemento, personaje, caso, situación, como en las muñecas rusas, que reinicia la atención y el enredo... pero así que llegando al final, y para clímax final, nos reserva el autor el último enigma que parece ya como el deus ex machina de las antiguas tragedias. Es decir, que empezamos la novela en un caso de asesinato y posible secuestro de un niño, para enlazar con acontecimientos más o menos pasados de la historia europea. 
Aún así, la novela sigue manteniendo el interés. El final, incluso, parece digno de un thriller americano, en un escenario propio de una película de Sam Peckimpah u otras por el estilo. 
Los personajes, el desquiciado y bencinadaminófilo Dante Torra  mantiene a lo largo de toda la novela ese vertiginoso equilibrio entre sus estados críticos de ansiedad y claustrofobia, y las exigencias de la realidad, y los combate con fármacos de todo tipo principalmente, dosis de voluntad y también de valor que le exige las diversas situaciones a que le enfrenta la novela. 
La policía Casselli, también portadora de un estrés postraumático que se activa a cada poco, cuya forma de superarlo es a base de castigarse alguna parte del cuerpo para recuperar la vinculación a la realidad, mantiene también su especial angustia a raya en lucha con la realidad presente. 
Entre ambos sostienen esta peculiar novela que los da a conocer en el mundo de las novelas negras como dos protagonistas singulares por los padecimientos, traumas y estados de ansiedad sufridos, unos superados a base de medicinas, otros más voluntariosos, pero que introduce en el mundo de la novela policíaca dos protagonistas desequilibrados, inestables psíquicamente, con traumas en su personalidad por acontecimientos pasados en sus vidas, pero que, así y todo, luchan por seguir adelante de un modo u otro, ayudados de aquello que les permite tener un poco de luz en su vertiginosa investigación, y un deseo en el fondo de obrar el bien ante una malignidad por la que ellos mismos han pasado y quieren evitar que a otros inocentes les suceda lo mismo. Mayo 2018.

domingo, 13 de mayo de 2018

Eimburgo, la Atenas del Norte. El inspector Rebus en las Highland.

Después de ser jubilado forzosamente del cuerpo de policía en La mirada del adiós, el inspector John Rebus, cual héroe épico, regresa sobre sus fueros cinco años después, al solicitar un reingreso en el cuerpo una vez que se ha ampliado la edad de jubilación. Con todas las circunstancias en contra, Rebus trabaja en una oficina marginal dedicado a expedientes que quedaron sin resolver, cuando una mañana, por azar, atiende a un familiar de uno de estos casos que quedaron sin respuesta años atrás.
Así comienza esta novela el inspector Rebus del año 2013, que supone un reingreso de la peculiar figura del policía a la labor investigadora. Junto a él, una a veces distante, otras más próxima, la ya inspectora Siobhan Clarke le va a servir e contrapunto personal, profesional y femenino en su nueva andaura.
Las Highland. La novela transcurre a lo largo de la carretera A9, la que enlaza Edimburgo con Inverness y las Highland, donde han ocurrido una serie de desapariciones sin resolver desde hace años. Como dice el autor, la novela es una especia de road movie, pues gran parte e ella tiene como fondo la carretera en los dos sentidos. Y más allá, hacia las Highland y la parte más al norte de Escocia, donde vive su hija Sammantha, y por la que hará una especie de rápido y solitario tour para verla.
Mencionamos las Highland y su paisaje seco, solitario, salpicado de ganado y corrientes de agua, porque años ha, en compañía de un amigo, hicimos la misma ruta. Y las descripciones y momentos que relata Rebus ampliaban las sensaciones vividas en aquel viaje, dando a la lectura una resonancia visual y vital.
Edimburgo, la Atenas el norte: ¿Por qué será que esta ciudad, como otras, tienen algo que no se sabe qué es hasta que lo leemos en algún sitio? En verdad que la dicha ciudad, si es verdad que su imagen tanto literaria como real, está envuelta entre las figuras de sus escritores, sus peripecias urbanas, la historia de Escocia y tantas otras cosas legendarias, guarda también esa retrato de ciudad venerable, académica, elegante y culta que remite a la Atenas clásica en cierto modo, tal y como señala en un momento en la novela uno e los personajes.
Y con esto enlazamos también a la ciudad de Salamanca, la Atenas de Castilla o de España, tal como aparece indicada también en una lectura anterior, El manuscrito de Piedra.

Pero volviendo a Sobre su tumba, la novela tiene una trama complicada con subtramas que a su vez, se relaciona entre ellas o no, y todo va convergiendo en la figura de Rebus y el cuerpo de policía, hacia donde de una manera u otra vienen a relacionarse. Como detective atípico que es, Rebus es un personaje que vive su profesión y vida al límite. Su relación directa con el mundo del hampa edimburguesa, para muchos sospechosa, pero que él acepta como parte de su vida y su trabajo, hace que siempre lo tengamos en vilo. No es un detective que rechaza de plano la delicuencia, y a veces tiene que recurrir a extraños pactos con ese otro mundo para conseguir lo que por vías ortodoxas quizás nunca se hubiera podido lograr.
En este sentio quedan retratatadas las nuevas generaciones de policías, más burocratizadas e informatizadas, si, pero faltas del músculo y el instinto policial de los detectives de la vieja escuela, como es el caso de Rebus. Es una figura, en este sentido, casi crepuscular en el nuevo ambiente policial, un dinosaurio, como se le llama en ocasiones, que, sin embargo, es redimido por su compañera Clarke y por algunos jóvenes detectives de la nueva hornada.

https://goo.gl/maps/drFMqCxKAER2

sábado, 21 de abril de 2018

Festividades romanas

CERIALIA:
El nombre de la diosa Ceres procede de una raíz indoeropea que significa crecer, como se ve, la misma raíz. Solo que por la importancia que tenía el grano en el mundo antiguo, se asoció directamente con el cereal. Hacia el siglo III aC. es cuando se asocia con la diosa griega Démeter y su mito asociado. Este culto griego incorpora ritos orientales y mistéricos que la Ceres latina no tenía.
En honor a esta diosa se celebraban unas imortantes fiestas, Ludi Cerialis. En ellas había que evitar vestir de negro y hacerlo preferiblemente de blanco. Se celebraban grandes banquetes y parece ser que, así como para los patricios eran los banquetes a la Magna Mater, era la festividad más importante para los plebeyos.

VINALIA:
tan importante es el vino, ahora y entre los antiguos, que está asociado con una importante fiesta qyue tiene su origen legendario ya en la misma Eneida. En el combate final,Turno ofrece a su aliado la primera cosecha de vino si vence, Eneas, más protegido, se la proomete a Júpiter. La victoria estaba cantada. Y así se relaciona el vino con los orígenes y fundación de la misma Roma y su imperio posterior!.

VENERI ERYCINAE:
Fiestas de la Venus de Eryx, localidad de Sicilia sobre la que hay noticias legendarias acerca de su fundación, algunas insistiendo en que también fueron pobladores orientales como los troyanos de Eneas.
Su culto es llevao a Roma pero como es un ivinidad externa, se le dedica el templo fuera e la ciudad, a la que solo tienen acceso las divinidades locales. Por curioso que sea, era una diosa protectora de las meretrices, que también tenían su momento de esparcimiento durante estas fiestas.

ROBIGALIA:
fietas en contra de la roya, hongo destructor de las cosechas, aún hoy, y contra el que los romanos no podían más que representarlo como una maligna divinidad.

FLORALIA:
finales de abril y principios de mayo, como hoy con nuestro mayo, mes de las flores y dedicado a las flores y al resurgir de la vegetación en general.
Tenían sacerdotes también, el Flamen Florialis.
Era una festividad también del agrado de las meretrices, que montaban verdaderos espectáculos erótico-festivos en las calles.

FERIAE LATINAE:
probablemente fiestas existentes antes de la funación de Roma y que acogían a todos los pueblos que abarcaba la región del Lacio.
Su centro de culto eran los montes Albanos, en torno a Alba Longa, fundada según la traición por Ascanio.
En la cumbre de su monte más alto se sacrificaban animales como rito, ovejas, bueyes.
Con la expansión de Roma, perdió su valor regional y se convirtió en una fiesta propiamente romana.
Teodosio, con el auge del crisitianismo, las prohibió. Los escritores cristianos escribñian por esas fechas falsas noticias acerca de sacrificios humanos con la intención de desprestigiar fiestas de un gran arraigo popular.

(Información extraida del libro de Marqués F., Néstor, Un año en la antigua Roma, Espasa, 2018)

jueves, 29 de marzo de 2018

GORRIÓN ROJO Y LA AGOGÉ RUSOSOVIÉTICA

Resultado de imagen de gorrion rojo

Como siempre está tratando uno de forzar las cosas a ver hasta dónde alcanzan, la mayor parte de las veces escribiendo en el hiperespacio infinito y sin ninguna resonancia ni eco en la eternidad, un par de días después de haber visto Gorrión rojo-Jennifer Lawrence, se nos vino a la mente la severa y dura  enseñanza espartana, la agogé, con el adiestramiento casi humillante que recibían las aspirantes a espías rusos en los llamados gorriones rojos como modelo y precedente de aquella escuela de espías russiky..
Dominica-Jennifer ingresa coaccionada en esta secreta comunididad de espías ruso-soviéticos por mejorar la situación familiar. En una parte de la película se nos relata la forma de educar y formar a estas futuras espías. El lema viene a ser todo por la patria, todo por la madre patria, donde queda anulada la inividualidad y  el desarrollo personal del sujeto
Allí son entrenadas de la forma más dura posible, educadas  a soportar castigos, humillaciones y vejaciones de la forma más sumisa, incluso hasta complaciente, todo por el sagrado deber para con la patria.
Encontramos a Domenica-Lawrence que a pesar de cumplir con las máximas de ese centro de adiestramiento, sigue conservando su personalidad y su orgullo. Precisamente por ello se la considerará más que apta para desempeñar su primera acción como seductora espía. 
La figura de la implacable directora, las vejaciones en público y en privado, la uniformidad de todos sus aspirantes, la austeridad severa en sus vestidos, peinados, la rigidez y observancia de todas las normas, su finalidad secreta y criminal, recuerdan a aqyuella primera educación que recibían en la agogé los primeros espartanos.

LA ESCÍTALA ESPARTANA: lo que si nos llamó al principio la atención en la película fue el mecanismos de cifrado y descifrado de mensajes que aparece en ella. Tratamos de recordar donde habíamos visto algo parecido pero a lo más que llegamos fue al mecanismo de cifrado, también de los espartanos, llamado escítala, por lo visto muy fácil de descifrar. 
Nos llamó la atención poruqe lejos de ser un sistema informático y de nuevas tecnologías de cifrado, el espía en cuestión recibía un mensaje por teléfono en donde se le enumeraban una serie continuada de letras. El espía debía apuntarlas en una hoja, y luego debía enrollarlas a lo largo de un pequeño palo o un lápiz, en espiral. De esa forma enrolladas, al final quedaban cruzadas aquellas letras al rincipio sin sentido, que al ser clocadas en esa forma espiral ya se podían leer y descifrable el mensaje enviado.

EL PIE: como es clásico en laliteratura y las artes, la protagonista verá marcada su destino por una lesión en el pie. El pie marca ya a la protagonista, como otros elementos de la ficción. Es claro que la cojera no le durará mucho, en aras de ver a Lawrence en todo su esplendor sensual, tal como es representada en la película. Pero este elemento podológico ya forma parte de su caracterización como personaje.

PROTAGONISTA FEMENINO: como las heroínas de las tragedias clásicas, de nuevo vemos a un director de cine emplear a una mujer como protagonista y dueña de su vida y de la acción. Otra vez vemos a una mujer, aunque en este caso ya vemos que nada frágil, aunque al inicio pueda parecerlo, enfrentarse a todo un mundo masculino (si exceptuamos a la directora de la escuela de Gorriones, Charlotte Rampling), a un mundo de espías, militares, políticos, servicios secretos corruptos, contra los que tiene que enfrentarse la heroína, poniendo en juego todas sus artes y habilidades.

GORRIÓN ROJO I Nuevo Tráiler I 2 de marzo en cines | 2018

Gorrión Rojo - Trailer español (HD)

La Forma del Agua (Trailer subtitulado español)